Home Office en Málaga – oficina con palmeras

Pasar el descanso de trabajo al mediodía en la playa y la tarde en el bar de tapas: hoy en día, el centro de operaciones no tiene que estar necesariamente en Alemania, sino que también puede trasladarse a regiones más cálidas. Pero, ¿qué criterios debe cumplir un destino ideal para el teletrabajo? A la hora de elegir un lugar de trabajo independiente de la ubicación, los siguientes factores son importantes: la conexión a Internet, el clima, el coste de la vida, el sistema de salud, la oportunidad de hacer “networking” y las posibilidades de ocio.

Hemos enumerado diez razones por las que Málaga es un buen sitio para los teletrabajadores y los nómadas digitales:

1. Buen clima y un ambiente agradable

Málaga tiene más de 300 días de sol al año y nunca hace frío, ni siquiera en invierno. Incluso en enero las temperaturas en la Costa del Sol son de unos agradables 18 grados y las lluvias son muy escasas. El cálido y templado clima mediterráneo proporciona a Málaga inviernos suaves y veranos cálidos y soleados. El clima también determina el modo de vida en la ciudad del sur de España: los habitantes son acogedores y cercanos y están acostumbrados a los visitantes extranjeros. Y durante el obligatorio café con leche por la mañana en el bar de al lado, siempre puedes charlar con algún vecino antes de empezar a trabajar.

2. Buena gastronomía y bajo coste de vida

El bar forma parte de la vida andaluza. Por eso se puede tomar un desayuno de tostada y café con leche desde 2 euros, y una caña junto con una tapa rara vez cuesta más de 2,50 euros. Desde el punto de vista culinario, en Málaga, muchas cosas giran en torno al pescado. La ciudad portuaria es conocida principalmente por su “pescaíto frito” y por sus “espetos” (brochetas de sardinas). Además de los innumerables cafés, bares y chiringuitos típicos en Málaga, también hay, por supuesto, restaurantes que están en otra categoría en cuanto a precio, pero que ofrecen una selección realmente amplia y exquisita.

Comparado con Alemania, los precios de la cesta de la compra en los supermercados andaluces son similares, si bien en el mercado de abastos, las verduras, frutas, carne y especialmente el pescado fresco, son más baratos. Una experiencia especial es el mercado de Atarazanas en el centro de la ciudad, donde además se pueden degustar tapas. También hay cada vez más ofertas de productos vegetarianos, veganos y orgánicos, tanto en pequeñas tiendas como en grandes superficies.

3. Buenas conexiones de Internet y una buena infraestructura para trabajar con tu portátil

Las conexiones de Internet en Málaga son similares a las de una ciudad moderna. Tanto los apartamentos turísticos como la mayoría de los cafés tienen Wifi y la velocidad de descarga alcanza los 50 Mbps, incluso en lugares públicos. Para todos aquellos a los que les encanta trabajar al aire libre, pueden hacerlo por ejemplo en el Café con Libros, uno de los más populares entre los nómadas digitales. El Café con Libros está situado en la céntrica Plaza de la Merced y tiene una zona de asientos tanto en el interior como en el exterior. En Internet se pueden encontrar muchas otras cafeterías con Wifi.

4. Buena oportunidad para el networking

La Costa del Sol está en el punto de mira de los grupos tecnológicos multinacionales más importantes. El parque tecnológico de Málaga, al que muchos llaman “el Silicon Valley de España”, crece constantemente y tiene cada vez más empleados extranjeros. La Universidad de Málaga y la Politécnica tienen una excelente reputación. Muchas empresas internacionales han fijado su sede en Málaga.

A diferencia de los lugares de moda para los nómadas digitales como Bali o Tailandia, Málaga sigue siendo un sitio poco conocido para los teletrabajadores. Sin embargo, ya se han establecido varios espacios de trabajo y grupos de Facebook para nómadas y expatriados digitales. Los contactos pueden hacerse, por ejemplo, aquí: https://www.internations.org/malaga-expats/de.

“The Living Room Coworking” es un buen lugar para encontrar nómadas digitales en Málaga y hacer contactos tanto profesionales como personales. Tiene dos ubicaciones en el moderno barrio del Soho en el centro de Málaga y recibe a los extranjeros con los brazos abiertos. El alemán Michael Nold también ha creado un espacio para los nómadas digitales llamado Coworking Málaga.

5. Buenas conexiones de transporte a través del aeropuerto, de rápido acceso, buena infraestructura

El aeropuerto de Málaga es el cuarto más grande de España y las principales aerolíneas ofrecen conexiones directas diarias desde Alemania y Suiza. Y no importa si el visitante se queda en la Costa del Sol o continúa su viaje hacia otra región – desde Málaga se puede explorar toda Andalucía. Gracias a la gran cantidad de visitantes, hay ofertas muy baratas para el alquiler de coches. Las autopistas de Andalucía están, sin excepción, bien cuidadas. En tren también se puede llegar a Madrid capital en 2,5 horas. En Málaga ciudad hay numerosas conexiones de autobús y recientemente también carriles bici, que se utilizan mucho. Pero el medio de transporte por excelencia en la ciudad costera es la moto o scooter eléctrica, con la que uno se puede mover durante todo el año y encontrar aparcamiento en cualquier parte. Dependiendo de la duración de su estancia, se puede comprar un scooter o también alquilarla, de las muchas de color verde menta que se encuentran en toda la ciudad.

6. Alquileres y precios asequibles en general, espacio de oficina más barato

El presupuesto con el que el teletrabajador tiene que contar para un alojamiento en Málaga depende mucho de las circunstancias: ¿está buscando un apartamento en un lugar céntrico, en la playa o en el interior?, ¿desea alquilarlo solo unos meses o por larga temporada? También influye la época del año en el cálculo de los costes de un alojamiento en Málaga. Existen precios muy interesantes fuera del verano, desde los 500 euros aproximadamente. También hay muchos Airbnb en Málaga.

7. Seguro médico privado barato

España dispone de un sistema de seguridad social estatal, la Seguridad Social, que combina todos los beneficios de la salud, la atención de enfermería y el seguro de pensiones. Las aportaciones son significativamente más bajas que en Alemania.

Como alemán, lo más probable es que uno está asegurado por el estado o de forma privada a través del sistema de salud alemán. La mayoría de las compañías de seguros de salud permiten una estancia limitada en otros países europeos y, por lo tanto, cubren los gastos médicos en España en caso de enfermedad o urgencia. Para ello, solo hay que solicitar la tarjeta europea de seguro en la compañía de seguros de salud. Si la estancia en España es superior a 3 meses, el requisito básico para acceder a los servicios sanitarios del Estado es la inscripción en el Registro de Extranjeros. En España se puede contratar un seguro médico privado además del reglamentario o como sustituto de este, y suele ser también bastante más barato que en Alemania. Muchas compañías de seguros de salud, como la alemana DKV, lo ofrecen. También se puede inscribir en España como autónomo y así se tiene automáticamente un seguro médico. En este momento todavía existe la llamada “tarifa plana”, una tarifa para los que inician su actividad profesional y en donde solo se pagan 60 euros al mes. En cualquier caso, lo mejor es contratar a una “gestoría” para realizar estos primeros pasos.

8. Buenas escuelas internacionales

La provincia de Málaga tiene un buen número de colegios bilingües e internacionales. En la ciudad de Málaga, por ejemplo, está el Lycée Français, y en Rincón de la Victoria está el Novaschool Añoreta. También hay una escuela alemana: la Deutsche Schule Málaga, situada cerca de Marbella, es una escuela privada independiente, aprobada por las autoridades educativas españolas y alemanas, y reconocida como escuela oficial en el extranjero. En 2008 fue la primera escuela del mundo en recibir el sello de aprobación “Escuela Alemana Excelente en el Extranjero”.

9. Amplia oferta de ocio

Las posibilidades de ocio en Málaga son enormes. Debido al clima, las playas de la capital, así como las de los alrededores, son siempre un punto de referencia. Nadar, navegar, practicar windsurf, las posibilidades de deportes acuáticos son infinitas. También se puede hacer senderismo en las montañas de los alrededores, por ejemplo, en los Montes de Málaga. Por último, la zona de esquí en la Sierra Nevada es fácilmente accesible en solo dos horas. Málaga ofrece, además del centro histórico de la ciudad con el castillo de la Alcazaba, muchos museos como el Museo Picasso, el Pompidou o el Museo Thyssen, así como sus nuevos y modernos puertos, donde uno puede sentarse por las tardes y ver yates o la gente paseando – si no se está sentado ya en un bar de tapas en el vibrante centro de la ciudad. Málaga también tiene numerosas ofertas de escuelas de idiomas. Por lo tanto, para aquellos que también quieran aprender o mejorar su español, Málaga es el lugar perfecto.

10. País europeo seguro

Andalucía es una región segura dentro de España. Málaga es un destino turístico reconocido, cómodo y tranquilo para una gran ciudad de 600.000 habitantes. Si un teletrabajador tuviera que regresar a Alemania por algún motivo urgente, no tardaría más de 4 horas en llegar a su destino.

Esta web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de usuario.